• Carla Lazo | Talento

¿Qué es el Objetivo Profesional y por qué debes incluirlo en tu currículum?

Puede que al plantearte hacer un currículum nunca hayas pensado en añadir un apartado llamado “objetivos profesionales”. Si es así, no te preocupes, es una tendencia bastante reciente, eso quiere decir, que una vez aprendas lo que es y cómo utilizarlo, adquirirás ventaja respecto a otros candidatos que se presenten al proceso de selección. Es una muy buena noticia, ¿verdad?

Este apartado tiene varias nomenclaturas: “Sobre mí” (más informal), “Información personal” (neutro), “Objetivo profesional” (más formal y conciso).

Aquí queremos transmitir 3 sencillas ideas, dirigidas directamente al reclutador que está leyendo tu CV:


  1. Tus competencias y habilidades adquiridas.

  2. Tus aspiraciones con respecto al puesto de trabajo al que estás aplicando.

  3. Y no menos importante: qué puedes aportarles si consigues el empleo.

Todo ello debe estar redactado, inmediatamente después de tus datos personales, para que sea de las primeras cosas a leer para un reclutador, ocupando no más de 3 o 5 líneas.

¿Te parece complicado? Vamos por partes, te ayudo.


Antes de nada, debes entender que un proceso de selección es un proceso bilateral, es decir, existen 2 partes interesadas: al igual que el candidato quiere ser seleccionado, la empresa también necesita cubrir una serie de necesidades con esa posición. Esta forma de ver el proceso de selección te ayudará a aprender a analizar y adaptarte a cada vacante a la que apliques. Tienes que preguntarte: ¿qué perfil busca esta empresa? ¿qué debo remarcar de mi perfil? Nunca debes mandar este apartado igual a 2 empresas diferentes, adáptalo a cada vacante a la que apliques.

Lista de competencias y habilidades

Lo primero que debes hacer es elaborar un listado con las competencias y habilidades que puedes aportar a la empresa junto a los aspectos que te impulsan a presentarte a este proceso de selección. Puedes hacer una lista encabezada por la pregunta: ¿qué puedo ofrecer? Y otra con “¿qué me gustaría obtener de esta empresa?

Análisis de la empresa

Lo siguiente que debes hacer es analizar la compañía a la que estás aplicando, ¿qué filosofía tiene? ¿Qué objetivos estratégicos busca? La misma oferta de empleo te puede dar “pistas” valiosas para entender qué perfil concreto están buscando.

Claro y conciso

Recuerda que tienes un espacio limitado en este apartado para expresarte, intenta evitar frases hechas o tópicos encontrados en Internet. Concreta al hablar de aquello que quieres y de lo que la empresa obtendrá por tu parte, sin perder de vista las particularidades del puesto, de la empresa misma y de tu propio perfil. No olvides tampoco que jamás debes sonar pretencioso o arrogante, es algo que, con probabilidad, provocará rechazo en los reclutadores. Si hay un valor que se tiene en cuenta en un proceso de selección y que contrasta positivamente con el talento es sin duda la humildad. Así pues, asegúrate de transmitir adecuadamente tus capacidades y motivaciones teniendo los pies en la tierra, consciente de que siempre se puede seguir aprendiendo y mejorando.


Los objetivos profesionales son una categoría valiosísima si eres un candidato con poca o nada de experiencia: es una forma de compensar esa falta de recorrido laboral con unas aspiraciones concretas que transmitan ganas de trabajar, de aprender y de aplicar todas aquellas habilidades y conocimientos útiles para la empresa.

Después de estas explicaciones, ya estás preparado o preparada para escribir tus objetivos profesionales. Te muestro varios ejemplos:

Objetivos Profesionales para perfiles con experiencia:

“Contribuir a que la empresa alcance sus objetivos aportando mi experiencia y habilidades en el desempeño de mi cargo, teniendo la oportunidad de crecer profesionalmente cada día.”

“Me defino como un profesional orientado a objetivos y retos medibles. Mi principal objetivo es formar parte de un equipo profesional, en el que los logros y éxitos de cada uno sean reconocidos en un ambiente de trabajo óptimo y agradable.”

Objetivos Profesionales para perfiles con poca/nada de experiencia:

"Mi deseo es formar parte de una empresa en la que pueda poner en práctica todos mis conocimientos y experiencia, que me brinde la oportunidad de desarrollarme personal y profesionalmente. Me considero una persona seria, profesional y apasionada del sector de ..."

"Poder desarrollar las aptitudes y conocimientos adquiridos en mis prácticas, aplicándolos a las estrategias reales de la empresa y formar parte así del equipo humano responsable de los éxitos obtenidos."


Si memorizas los pasos: hacer una lista, analizar la empresa y redactar sin extenderte, ya tienes la clave para escribir todos los objetivos profesionales que te propongas. ¡Ánimo!

538 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo