• Carla Lazo | Talento

¿Alguna vez has tenido una terrible primera impresión nada más empezar un trabajo?


Cada vez son más el número de estudios realizados sobre los factores positivos que aporta un buen proceso de acogida: Onboarding process para las empresas más internacionalizadas.

El proceso de onboarding engloba toda la preparación que se necesita ante la llegada de un nuevo/a empleado/a a la compañía. Ya sea información detallada, agenda de los primeros días o hasta cómo funciona la máquina de café. Un nuevo compañero/a se va a sentir más cómod@ y segur@ ante un primer día de trabajo bien organizado.

Como os comentaba, ya existen varios estudios sobre el tema, como la investigación del Brandon Hall Group, en la que se demuestra que un buen proceso de onboarding mejora la tasa de retención de los nuevos empleado/as en un 82% y su productividad en más de un 70%. Es por eso que en el sector hotelero, donde los índices de rotación son elevados, y más en la hotelería de temporada, se está prestando mucha atención a esta estrategia de acogida.

El objetivo de cubrir un 100% de las vacantes ya no solo se centra en la adquisición de buen talento, cuando el candidato se convierte en nuevo/a compañero/a deben ponerse en marcha diversas iniciativas, coordinadas desde Recursos Humanos y en estrecha colaboración con el departamento destino de cada nuevo/a trabajador,/a para que pueda adquirir las habilidades necesarias para su puesto de trabajo, pero, sobre todo, que se integre adecuadamente en la cultura de la organización.

A nuestra disposición ya existen varios artículos y metodologías online para elaborar un correcto proceso de onboarding. Los puntos más importantes deben ser:

  • Pre-onboarding: Es un proceso que empieza antes de la contratación, en el momento en el que se le manda la oferta y se le informa sobre su fecha de incorporación y documentación a aportar, ya se debe actuar dando indicaciones claras y concisas, dejando espacio para aclarar cualquier duda que pueda tener el futuro compañero.

  • Planear bien la llegada: ¿quién le recogerá y guiará a lo largo de su primer día? ¿cómo será su primer contacto y qué tareas asumirá? Es ideal tener material preparado para cada caso, con un Manual de Bienvenida y una agenda para los primeros días.

  • Darle una bienvenida como se merece: pequeños detalles como son el hacerle un pequeño tour, presentarle a los demás compañeros y compañeras o prepararle una nota de bienvenida firmada por su mando directo, son factores imprescindibles.

  • Implicación de los Managers/Directivos/as: tener una primera reunión con la persona a la que se va a reportar es crucial, así se construye un canal de comunicación bidireccional sobre qué es lo que se espera de esa persona y qué espera ella de la empresa.

  • Transformación digital: existen múltiples herramientas online con las que podemos contar a la hora de introducir la filosofía, visión, misión y demás información sobre la compañía de forma efectiva. Estas herramientas aportan un gran ahorro de tiempo y recursos. Dependiendo de la posición, se pueden incluir Manuales y Agendas digitales.

  • Y por último, feedback: no hay discusión. El formador o Jefe/a Directo deberá llevar un seguimiento del trabajo del nuev@ compañer@, aportando, dentro de la primera semana, los primeros 15 días y al mes, los factores positivos y negativos sobre su desempeño.

En las compañías hoteleras de lujo, no hay una segunda oportunidad para generar una buena primera impresión en el cliente y lo mismo pasa con las nuevas incorporaciones. Se debe procurar que en el transcurso del conocimiento de las instalaciones y de los equipos, siempre se incluya en la ruta un momento “wow”. No se trata de conseguir que el nuevo trabajador/a tenga un buen primer día de trabajo, el objetivo de la empresa debe ser que sienta que su decisión de unirse a la compañía ha sido acertada.

70 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo